31.12.07

CUANDO LAS GACELAS SE PELEAN...


Imágen::AMERICAN CUP MANAGEMENT::

Mundialmente aclamado el apoyo de la industria y el comercio a las actividades deportivas de toda índole, era lógico que dentro del mundo de la moda también surgiera esta necesidad por apoyar a deportistas de élite o eventos deportivos exclusivos.

Fue así, como Louis Vuitton era el patrocinador oficial de la famosa regata "American´s Cup" desde 1983 (casi un cuarto de siglo), donde cada competición se transformaba más en el hall de la Semana de la moda de París que una competencia de vela. Asistir a la versión bianual se transformaba en una semana anulada en la agenda de muchísimos personajes de la industria de la moda y el lujo.

Pero como no todo lo que brilla es oro, y para sorpresa de todos, apenas concluída la competición 2007 en Valencia, (recordada por muchos la memorable fiesta al final de la fase Challenger) el grupo francés decidió cancelar el contrato de patrocinio sobre la etapa de pre-regatas (la misma fase Challenger). Es decir que para la edición 2009 no podremos ver el glamour que la firma extenderá en Valencia (donde posiblemente se realice la próxima edición) debido a diferencias con ACM (American´s Cup Management).
La decisión de Louis Vuitton por cancelar este contrato de patrocinio, se debe a los cambios que ACM acaba de introducir en el reglamento de la competición, que encarecen en exceso las condiciones económicas de la participación y puede provocar una notable disminución del número de equipos, con la consecutiva reducción del rendimiento publicitario de tal inversión. Asimismo, la empresa organizadora (ACM) es una suerte de emanación del "sindicato" suizo "Alinghi",que graciosa y elegantemente fue el ganador en las dos últimas convocatorias...

Estamos frente a una confrontación titánica y económicamente millonaria en donde, obviamente, Louis Vuitton tiene las de ganar. La firma es asociada automáticamente al evento por defecto, Hablar de la regata es hablar de Louis Vuitton, y viceversa. La inversión que este grupo hace respecto a la reestructuración de diseño sobre el espacio y el equipamiento urbano es un verdadero paisajismo gratuito que gana la ciudad y el mandato de turno del municipio, y asimismo, representa para ACM una publicidad directa sobre grupos socioeconómicos con enorme poder adquisitivo, como también el acceso directo a una plataforma inversionista.

Bajo el mismo aspecto, Louis Vuitton gana respetabilidad y se autoconstruye un pedestal ante estos mismos grupos, que quizás preferirán seguir al la firma francesa antes que al evento de ACM (por sus connotaciones obvias).

Dejando a un lado esta discusión (que he querido traer a la mesa como un burdo ejemplo), más me sorprende el nivel de importancia que a este nivel tiene la competición, es decir, ninguna. Más me sorprende que existan este tipo de situaciones siendo la importante degravación de impuestos la que devuelve a la empresa casi el 50% de la inversión en favor de la "promoción deportiva y de mecenazgo". Sería más recomendable hacer una revisión, antes que al reglamento de la regata, a la ley de mecenazgo y degravación para que "autoricen" a firmas que realmente sientan un "compromiso" con esta actividad y todas las demás.




No hay comentarios: