2.1.15

LA FELICIDAD

Image::EVA K. SALVI PHOTOGRAPHER © LONDON::


“Ser exitoso, tener salud, amor, dinero, en fin… ser feliz”, es la respuesta que más se repite al momento de preguntar a cualquier personal cuál es el fin último de su vida. Un sacerdote jesuita una vez me dijo que la felicidad no existía, que era solo un momento y no duraba demasiado, que el hombre caminaba toda su vida en tratar de buscar eso, la felicidad, y aún en su lecho de muerte, no era capaz de encontrarla, porque si la encontrase, no tendría otro fin en su vida, nada por qué vivir… eso significaba, saqué por descarte, que si la felicidad duraba tan poco, que eran sólo momentos, entonces debería llenar mi vida de esos “momentos”, y hacer todas las locuras inimaginables para llenar mi propia vida de eso, de felicidad. Hasta ahora, ha dado resultados, aunque la gente te tilde de loco, loco de atar, y es que la gente señores no está acostumbrada a que de un minuto a otro encontrarse con alguna excentricidad, con alguna locura, o que alguien, de la nada, le demuestre concretamente cariño, bondad o misericordia. El mundo es tan hijo de puta y tan lleno de pesadillas echas realidad que muchos han perdido eso, la capacidad de ser felices, incluso con todo el dinero del mundo en los bolsillos.


Ayer, la WIN/Gallup International ha publicado el mapamundi de la felicidad, situando increíblemente a Europa como el más infeliz de la tierra, encabezado por Italia, Francia, Rumanía, Bulgaria, Letonia y Grecia. Y si he de escribir sobre esto, la felicidad, es porque ayer, primer día de año nuevo y casi como una coincidencia con la publicación del barómetro de WIN/Gallup, me compartieran el documental “HAPPY” de RokoBelic, una ópera prima que mide a nivel internacional este tema y que entrega una visión bastante acertada de su existencia, su inexistencia y el por qué de ambas. También el documental dedicado al libro “El Secreto” sobre la ley de la atracción, supuestamente empleado por los grandes líderes y poderosos desde el inicio de los tiempos… un libro que cayese en mis manos hace años, cuyo contenido es revelador más allá de su caparazón de libro de autoayuda. Y es que todo, al final, remite a la capacidad propia de sentirse bien, como estado continuo, no pasajero, y eso se lanza y se devuelve como un boomerang. Y está comprobado por todas partes, es más, lo puede comprobar Usted mismo. ¿Cómo? Haga una buena acción y vea cómo se siente después, y cuánto tiempo le dura. Ayude a una persona sin siquiera se lo pidan, y haga el mismo ejercicio después. Es increíble cómo afecta positivamente el cerebro, y hasta las hormonas.


¿Y por qué escribir sobre la felicidad en un blog de moda y tendencias? Porque precisamente la gente que participa de estos mundos, no parecen muy felices, y eso es una constante que se repite en todos los años dedicado a esto… y no es grato. Y es que la moda es un soporífero a estados de angustia, depresión y ansiedad. Alimenta los deseos de llegar a una supuesta felicidad siendo capaces las personas de conseguirla a través del dinero, creyendo que la felicidad se puede comprar consiguiendo un Chanel, un Valentino o un Balenciaga. Es una regla con la que uno trabaja desde que se levanta por la mañana hasta que se acuesta en la noche. Sin embargo, para poder mantenerse durante el tiempo en un mundo tan real como irreal, es necesario tener una cuota grande de humor, enorme, y para eso, se necesita entrenar, diariamente, y para permanecer en ese constante estado sin depender ni del alcohol ni de las drogas, pues la única receta es tratar de ayudar, de ser solidario y generar amistades, sin torpezas. Eso genera un estado de bienestar personal constante que te mantiene de buen humor, casi cómico, y aquello, como muy bien revela el secreto de la atracción, se devuelve como ese boomerang cargado de éxito, dinero, fama y prestigio que son los condimentos que todo el mundo cree que hacen de alguien una persona feliz… supuestamente.



La felicidad… qué cosa, ¿no? Es lo mismo en las relaciones de pareja, en la pregunta de ¿cómo uno va a pretender que otro se sienta a gusto en nuestra compañía, cuando ni siquiera nosotros nos sentimos a gusto con nosotros mismos?... ¿Cómo otro te va a amar si no te soportas ni tú?... Y he ahí el gran sentimiento de soledad, que gatilla como en un revólver la depresión, la gran enfermedad generalizada del mundo moderno creada, alimentada y robustecida nada más que en nuestra cabeza, fábrica de todas nuestras enfermedades, mortales incluidas… Simplemente, no lo puede permitir. Menos hoy, menos viviendo, por casualidad o suerte, en este mundo contemporáneo lleno de pesadillas. Ser feliz, para todo ser humano, debiese ser su principal obligación, y para cualquier Estado su obligación para con la ciudadanía, invertir en la FIB, en la Felicidad Interna Bruta de su país. Si Fiji y Nigeria, dos de los países más pobres del mundo, son hoy los más felices, entonces los más desarrollados están cometiendo un error, doblemente grave. Si aquello de la felicidad es el sueño principal de cada humano sobre el planeta, y conseguirlo es gratis, una cosa que depende solamente de intangibles, la gran pregunta aquí es entonces ¡¿Qué coño le pasa a la gente?! Respóndase Usted mismo.


31.12.14

UN AÑO EN LA TIERRA

Image::THE HUFFINGTON POST © WORLDWIDE::


Y se va un año más… un año muy particular. Está todo mal, pero pareció menos peor que el anterior. El mundo se recupera lentamente de la crisis, pero es azotado por el ébola, que ha dejado sin respiración a todas las fronteras, sin discriminación desde el corazón de África Occidental a los cincos rincones del globo… cerca de ahí, en medio oriente, el Estado Islámico tuvo también un rol protagónico en las páginas internacionales, al igual que Israel y Palestina (vaya novedad)… se les sumaron el este de Ucrania y Rusia con un conflicto que dejó perplejo a toda la Unión Europea, Estados Unidos, China y que trajo a la cabeza los recuerdos de la desintegración de la ex Unión Soviética a todos nuestros padres.


En un año caótico para la industria aeronáutica, Malasia y sus compañías de transporte aéreo vieron caer sus aviones uno tras otro; Más arriba, en el espacio, la nave Rosetta aterrizaba sobre un cometa a millones de kilómetros de nuestro planeta, coronando un viaje de diez años que busca, ahora, a todo motor, encontrar respuestas sobre los orígenes de la vida en la Tierra y el Universo… ¿Qué tal? Y sigue. De vuelta en la tierra, el rey español Juan Carlos I de España abdicaba para dar paso a su hijo Felipe, convirtiendo a una plebeya periodista en monarca de su pueblo como el mejor de los cuentos de hadas o la más fascinante telenovela mexicana. La nueva Reina del pueblo. Cerca de ahí, en Italia, asumía otro rey, el rey de la Iglesia Católica en la figura del nuevo Papa Francisco I, un argentino convertido de la noche a la mañana en superestrella universal. Proveniente de las filas de los jesuitas, convierte a la Iglesia en lo que una vez debió o soñó ser: de los pobres. El mejor papa de la historia contemporánea dicen algunos, o desde Juan Pablo II dicen otros. Hasta los gays o no creyentes se levantan a aplaudirlo. Al otro extremo, en Hong Kong, se levantaban los estudiantes y los civiles en otra marcha multitudinaria a favor del sufragio universal y acercarse más a la idea de la perdida democracia, sumándose al descontento general global.


En el mundo de la moda y las tendencias, pues hubo también de todo. Después de doce años en el cargo, Frida Gianinni abandonó la dirección creativa de la casa Gucci; muere Oscar de la Renta a los 82 años en los Estados Unidos conmoviendo a todo el circuito norteamericano y haciendo guardar un respetuoso silencio como pocas veces ha ocurrido. Mismo caso ha sucedido con el deceso del creador español Manuel Pertegaz, fallecido el pasado 30 de agosto.; El regreso a las pistas de John Galliano después del escándalo Dior como director creativo de la Maison Martin Margiela fue otro de los sucesos que se convirtió caldo de cultivo para chismes de pasillos, lo mismo el retiro de Jean Paul Gaultier del Pret-á-Porter luego de treinta y ocho años o la renuncia de Cathy Horyn a The New York Times aduciendo razones personales en su decisión.


Anna Wintour, la editora norteamericana de Vogue, quedó inmortalizada con su nombre grabado a la entrada del centro de vestuario del Metropolitan neoyorkino; Madonna y David Bowie regresaron en gloria y majestad (como siempre); nos dejaron los íconos Nadine Gordimer, Lorin Maazel, Robin Williams, Lauren Bacall, Richard Attenborough, Gustavo (Cerati), Ben Bradlee, la archi famosa Duquesa de Alba, Roberto Gómez Bolaños, Ariel Sharon, Philip Seymour Hoffman, Shirley Temple, Paco de Lucía, Mickey Rooney, Gabriel García Márquez, Ana María Matute, entre otros nombres del deporte, la política, la cultura e infinidad de áreas que no cabrían en estas líneas. Mucha gente, muy buena. Demasiada.



La moda no entregó sorpresas, ubicándose en la vuelta a los setenta y la psicodelia dark en todas sus ciudades y en todas sus grandes marcas y casas emblemáticas. Sin duda el 2015 invita a abrir la ventana a muchas preguntas, la más importante, cómo nos ubicaremos en el centro de esta especial “nada” donde hay mucho de todo y poco de algo. Hasta que eso ocurra y en el plazo inmediato, os deseo estimados lectores un excelente año nuevo, aunque cueste, con paz, amor y muchas sonrisas, y si no es así, oblíguese. Feliz año y gracias una vez más por leerme. 


12.11.14

BLOGGERS E INFLUENCERS

Image::THE COLLEGE FUNDING AUTHORITY::

En poco tiempo más, un chico español conocido en su tierra y unas cuantas revistas anglosajonas de tendencias por basar un blog personal en su propia imagen física y distintos estilismos, dictará una supuesta “Master Class” en un hotel de Madrid, a un costo de mil quinientos euros por cabeza. Aquel precio, y las dudas sobre la idoneidad profesional de aquella persona para osar dictar una clase magistral fuera del ámbito académico, o fuera de los muros de una institución educativa acreditada para eso,  para la formación, como es natural, levantó las suspicacias de no poca gente, y de medios de comunicación de envergadura como diario El País o la edición española de la revista Vanity Fair.


Me parece necesario hablar sobre este caso tan particular y polémico, y con suficiente competencia en el tema considerando que quién os escribe fue el primer blogger de moda propiamente tal en el idioma que nos acompaña, con libros publicados relativos al universo de las redes sociales, la moda y las tendencias, medallas aparte. También en el hecho de que hace pocas semanas atrás, haya realizado, justamente, una Master Class sobre últimas tendencias en el panorama global de la moda, antes de esta publicitada nueva instancia, a diferencia de ella, impartida en una institución académica en suelo chileno. Y es que a este chico le han cogido manía, y las voces en contra tienen sus razones. Cuando comenzó su rutilante carrera virtual siendo apenas un estudiante en los cursos de la Saint Martin’s londinense, mucha gente veía, incluyéndome, a este personaje, un chico guapísimo, mostrando sus atributos físicos desnudo sobre una cama, imágenes ciertamente llenas de erotismo pero a su vez muy elegantes, un adonis de cuerpo perfecto quien aprovechó de manera subliminal sus atributos para hacerse rápidamente conocido. Luego supimos nuevamente de él en lo público al emparejarse con el célebre diseñador español David Delfín, y por estos días como nueva pareja de Nicolas Ghesquiére.


Sería imprudente de mi parte hablar negativamente de este personaje cuyo nombre prefiero evitar por respeto a su persona, y solamente porque compartí con él espacio en un desaparecido sitio virtual financiado por una marca de licor hace no tanto tiempo atrás, además de otros llamados “ego bloggers”. La verdad, para seros honestos, nunca llegué a comprender mucho qué diablos hacía yo ahí metido, pero en fin. Volviendo a esta famosa Master Class, donde se promete a incautos blogueros primerizos “educarles la mirada” o entregar las pautas para convertirse en algo que han llamado “Fashion Influencers”, que vaya uno a saber a quién se le ha ocurrido tamaño título, en el plazo de tres días, resulta, a todas luces, preocupante y perturbador. ¿Usted piensa realmente que puede llegar siquiera a dar una pincelada general sobre cómo mirar el mundo en toda su universalidad en menos de una semana? No creo que ni el mismísimo Pablo Picasso sea capaz de ello, porque eso no es enseñable en ninguna clase magistral, ni siquiera en una carrera de 5 o 6 años. Eso se consigue en el transcurso de toda una vida. Pretender lo contrario, como en este caso, es un simple alarde al egocentrismo, a la estupidez de la inexperiencia y a la ceguera de las luces por la fama y el espectáculo. Ni el propio Ghesquiére ha llegado a conseguirlo, sino sería un nuevo Cristóbal Balenciaga o un nobel Hubert de Givenchy, y no lo es, simplemente porque para eso hacen falta años, de estudio, de meditación, de trabajo y de observación en silencio, fuera de los focos… no sé si se entiende. No creo poder ser más gráfico.


Respecto a lo de “Influencers”, también es relativo. No existe al día de hoy, ni un solo blogger de moda que tenga influencia real sobre la moda, simplemente, porque para tener influencia hay que tener poder, estimados lectores… no se trata de codearse o irse de fiestas y cenas con los diseñadores o directores creativos de las marcas, sino con quienes están por encima de ellos, que son los inversores, los propietarios de los Holdings y sus ejecutivos, los directores de medios de comunicación y Editores de las revistas que tienen en sus manos el poder de hacer de alguien una estrella, o no. Y en privado. Y para eso se requiere de mucho trabajo. Se trata de estar legitimado por libros escritos, editados y publicados de tu puño y letra. Se trata de estar legitimado por la academia, por Institutos y Universidades en los que dictas formación o a los que eres invitado a dictar una Master Class. Se trata de estar legitimado por los diseñadores de la industria tras los cuales has estado como el mago de Oz para que logren salir a la luz y vivir de lo suyo. Se trata de permanecer vigente en los medios de comunicación a través de artículos y entrevistas inteligentes, y en la medida de las posibilidades de la discreción, en el perfil más bajo que la misma industria te lo permita. Eso es un “influencer”, o como diablos queráis llamar.



Esto de los bloggers de moda, como ya hace algún tiempo se erizaba en narrar la querida Suzy Menkes, es la mayor tontería que he visto en mucho tiempo. Te llega a sacar carcajadas en la soledad y a veces hasta a ruborizar. Y es que da vergüenza ajena. Parece que los mejores tiempos fueran cuando estábamos Yvan (Rodic), Scott (Schuman), Diane (Pernet), Garance (Doré) y ya. Hasta la aparición de los “ego bloggers” pasó sus quince minutos de gloria y da sus últimos coletazos como un animal moribundo, y sobre ese tufillo a viejo pretender cobrar sumas absurdas por conocimientos que nadie puede a ciencia cierta legitimar, probablemente, para este caso, pueda, como estamos viendo, jugarle una mala pasada a este chico. Pese a todo, público hay para todo, como siempre, y como están las cosas, pasta en el bolsillo a nadie le viene mal. Ojalá y le llegue público… total, sigo creyendo firmemente, aunque no lo parezca, que la gente a fin de cuentas no es imbécil. Suerte en esto, y en todo, para todos, siempre que esté bien.


PERFILES



39 Personajes del mundo... 1 Autor.


"PERFILES"


Un nuevo libro de Alex Ceball

ENERO 2015

Esta obra presenta un compendio de perfiles documentados de distintos personajes sobresalientes del último decenio, recogidos, escritos y agrupados por el autor indistintamente su procedencia. Desde políticos de la talla del sudafricano Nelson Mandela hasta la figura extravagante de la británica Vivienne Westwood durante un periodo de ocho años, desfilan artistas, músicos, escritores, diseñadores y científicos que han formado parte central de la historia contemporánea reciente, mirados bajo una lupa de análisis sobre la convicción, la mirada universal del mundo y la fantasía sobre el poder y los grandes acontecimientos personales con posterior repercusión mundial.

PRÓXIMAMENTE




22.10.14

PERFIL: OSCAR DE LA RENTA

Image::MR PLATON ANTONIOU PHOTOGRAPHER © LONDON::

El primer rumor me llegó a eso de las nueve de la noche el pasado lunes desde la ciudad de Kent, Connecticut, dictando una conferencia sobre Panorama Global de las Tendencias en el auditorio de una escuela de moda chilena, dirigida por el septagenario diseñador Luciano Brancoli a quien tenía al frente mirándome con atención. Fecha importante para quién os escribe, porque celebraba mi trigésimo segundo cumpleaños y ni bien terminase aquella clase partiría a celebrar con amigos a una zona cercana. Dudé, porque el contacto en la gran manzana me volvía a reconfirmar la noticia con insistencia a través de whatsapp. Durante la conferencia el móvil no dejó de parpadear en silencio sobre la mesa… Preferí esperar al día siguiente y no retrasar más a mis colegas. Ya mañana estaría la primicia en todos los diarios y noticieros de la tierra. Y así fue.


Víctima de un cáncer con el que llevaba una lucha a patadas desde hace más de ocho años, a los ochenta y dos fallecía en su casa el diseñador dominicano Oscar de la Renta. Probablemente uno de los nombres esenciales en la historia de la moda de la segunda mitad del siglo XX, se trataba de MR Óscar Arístides de la Renta Fiallo, nacido en la ciudad de Santo Domingo, en la cuna del Caribe, el 22 de julio de 1932. Fue un sacerdote español quien convenciese a su padre, un acaudalado financiero dominicano, de que desarrollara su talento como modisto en la península ibérica. Así, en la década de los cincuenta comenzó su formación ni más ni menos que con el maestro Cristóbal Balenciaga y estudios de Bellas Artes en la magnífica Escuela de San Fernando. En la capital española pasó diez años rodeado de flamenco, vida nocturna y trajes a medida, década que a todas luces influyó en cada uno de sus vestidos y toda una carrera. Por cosas de la vida, la suerte  el karma uno de sus bocetos llegó a manos de la mujer del Embajador estadounidense en Madrid y en 1956 la hija de la pareja diplomática llevaba su primer vestido puesto causando sensación. Comenzó trabajando para Balenciaga y cuando le pidió su traslado a la casa en París, Cristóbal se negó, argumentándole que aún le faltaba experiencia. Que tuviese paciencia. Pues Óscar, como buen latinoamericano, no la tuvo. Partió a París para integrarse a las filas de Lanvin bajo las órdenes de Antonio del Castillo, por ese entonces director creativo de la enseña gala. Dos años después, De la Renta cogería maletas y partiría a la gran manzana en búsqueda del sueño americano.


Llegado a Nueva York De la Renta conoció a Diana Vreeland, quien le aconsejó emplearse en la división de costura de la marca Elizabeth Arden. Así lo hizo. Dos años después, Ben Shaw lo contrataría para integrarse a su marca Jane Derby, y tras la retirada de la creadora pasaría a llamarse “Oscar de la Renta for Jane Derby” y casi inmediatamente a “Oscar de la Renta”. Para 1974, el dominicano tomaría propiedad completa de la compañía. Su fama llegaría sí en los sesenta cuando Jackeline Kennedy se paseara por fiestas y galas enfundada en sus nunca antes vistos trajes. El resto de mujeres de la alta sociedad neoyorkina hervían de envidia. Todas querrían un De La Renta.  En su vida Óscar tuvo dos esposas, Françoise de Langlade y Anne France Engelhard y jamás abandonó sus relaciones con República Dominicana, donde hasta el día de su deceso, hace cuatro días mantuvo el "Hogar del Niño", un centro de acogida para pequeños en riesgo social y el resort "Casa de Campo Estates".



La importancia de Oscar de la Renta para la historia de la moda radica en ser el primero en tender la mano de la alta costura entre América y Europa, y eso porque conocía ambas idiosincrasias como la palma de su mano, viviendo en ambas pero mirándolas desde fuera como un observador en su condición de latinoamericano. No le debería haber resultado muy difícil conocer y codearse con el mayor lujo y sofisticación tanto de Europa como de Estados Unidos viniendo de una familia de clase burguesa de uno de los países más pobres del mundo, de cuya miseria no se escapan ni las élites. Vamos, que De la Renta no se creía nada, ni le creía a nadie. Sólo creía en él, y desde ahí, nacía su excepcional solidaridad y sentido del humor. Por eso se reía de todo. Por eso se lo pasaba en grande. Su caballerosidad, su generosidad, su conocida solidaridad y su excelente sentido del humor (rarezas extremas en el mundo de la moda), le convirtieron en ese nombre indispensable que hoy toda una industria llora. Enhorabuena por República Dominicana. Fue su mejor embajador, y nunca necesitó una embajada. Construyó su propio escenario donde fue amo y señor.




16.10.14

MASTER CLASS

Image:: ©THE ALEX CEBALL STUDIO_WORLDWIDE_::


A pedido de la Dirección Académica de la Escuela de Moda del Instituto AIEP de laUniversidad Andrés Bello, se realizará una segunda versión de la Clase Magistral TENDENCIAS GLOBALES EN LA MODA, impartida por el Autor, Artista y Editor Alex Ceball. 

En esta segunda cita, se hará hincapié en las últimas tendencias para la temporada 2015 presentadas en las recién concluidas semanas de la moda internacionales, organizadas por la Fédération Française de la Couture (Paris), Camera Nazionale della Moda Italiana (Milano), British Fashion Council (Londres) y Mercedes-Benz New York Fashion Week (New York). Asimismo, una revisión a las revistas de tendencias y moda esenciales del panorama global de la moda.

20 de Octubre. 19.00Hrs. Auditorio Escuela de Moda AIEP. Triana 720, Providencia, Santiago de Chile. Cupos Limitados.


Una iniciativa de AIEP Universidad Andrés Bello 

&







9.10.14

EL PASADO DE MODIANO

Image::MR NICOLAS HIDIROGLOU PHOTOGRAPHER © PARIS::


Hoy, en el número 5 de la calle Sébastien Bottin de París corrían por todas partes. La histórica y principesca sede de la fastuosa Editorial Gallimard era un hervidero. Mientras en la sala de conferencia se agolpan periodistas de toda Francia y el resto del mundo preparando cámaras, flashes y micrófonos, en una pequeña sala del edificio yacía a solas un hombre mayor cercano al séptimo decenio. Vestido de camisa y chaqueta azul marino y unos pantalones blancos, peinado inmaculado y pequeñas gafas, seguramente movía los dedos apoyados en los brazos de un sofá esperando la llamada. Llegado el momento, habrá tragado saliva, se habrá levantado del sofá y a paso tranquilo habrá cruzado los pasillos de aquel edificio hasta llegar a aquella puerta, altísima. Al abrirse, quedó cegado de los disparos de flashes y un rugido de aplausos para recibirle. Acababa de ganar el Premio Nobel de Literatura.


Sin esperarlo jamás, en sus propias palabras, ni él ni el resto del mundo, hoy MR Patrick Modiano ha ganado el más alto reconocimiento a las letras universales. La academia sueca le eligió entre una quiniela de nombres cuya calidad y trayectoria harían doler la cabeza a cualquiera. Complicado ante tamaña parafernalia, ha dicho lo justo e indispensable, sin caer en ninguna clase de estupideces, y es que su fama de hombre sencillo y humilde no dejaría jamás cabida al show que esa manada de periodistas eyaculaban por tener. Modiano. Hombre sobrio, preciso, solitario. No debía estar ahí, pero lo estaba, porque lo merecía.


Desconocido para el gran público universal, la importancia de Modiano, y toda su obra, es la de haberse zambullido en el pasado de su país para cambiar, a través de la escritura, el futuro de toda una nación, y todo el mundo lo sabe. Y es que sus libros y el guión con el que se construyó el film “Lacombe Lucien”, lo cambiaron todo en el país galo. Francia creía en una versión de la historia… pero Modiano los obligó con valentía a saber otra… como muy bien precisa MR Guillermo Altares. En el barrio del Marais parisino, como en casi todos los colegios de la capital francesa, se recuerda con una placa a los más de once mil niños que fueron deportados desde Francia durante la Segunda Guerra Mundial y exterminados en los campos de concentración nazi. Se culpaba de todo a la Gestapo. Fue Modiano, gracias a sus novelas, el que apuntaría no solo a la Gestapo, sino también a policías francesas bajo las órdenes del Gobierno de Vichy entre 1942 y 1944 como orquestadores del terror hitleriano en territorio francés. Les haría saber a todos sus connacionales que ellos, los propios franceses, habían asesinado a sus niños, igual de franceses. Y es que ninguna obra de ficción ha logrado reflejar con tanta contundencia ese panorama de barbarie durante la razia del velódromo de invierno, en 16 de julio de 1942 donde fueron detenidos para ser exterminados 12.884 parisinos judíos… 4.051 niños, 3.031 hombres y 5.802 mujeres… por la propia policía francesa.


Modiano no se ha ido en ninguna de sus obras por las ramas. Sus novelas no superan las doscientas páginas, rebosantes de brevedad, certeza y precisión donde se ha esmerado en tratar de narrar que las cosas no fueron como queremos recordarlas sino como en realidad fueron, con sus horrores, con su matices y su sordidez, en la humanidad que a todos sus lectores y traductores ha hecho saltar las lágrimas como espectadores lejanos del horror de Hitler con lo justo y necesario. Francia debe estar orgullosa. Seguro que lo está. Felicidades.



6.10.14

MASTER CLASS





El mundo de la moda sufre cambios cada seis meses, y para correr junto a ella es imprescindible conocer las nuevas tendencias globales. En ese ejercicio, diseñadores, estilistas editores y todos los protagonistas de la industria deben estar al tanto de las últimas corrientes tecnológicas, económicas, sociales y culturales de un amplio abanico alrededor de todo el planeta para asegurar la supervivencia de marcas y compañías.


Esta conferencia circunda a este tema, cómo identificar y aplicar las nuevas tendencias globales a la creación propia de acuerdo a un sinnúmero de factores y de forma efectiva, imprescindible para los nuevos diseñadores locales e internacionales. Asimismo, el uso de las nuevas tecnologías, las redes sociales y novedades en el planeta del marketing y las ventas serán analizadas desde una perspectiva amplia, proporcionando a los asistentes una introducción integral al universo de las tendencias.

Moderador: MR Luciano Bráncoli.


LAS TRES EMES DE GALLIANO

Image::MR JAN WELTERS PHOTOGRAPHER © PARIS::


Hoy por la mañana, en las oficinas de redacción de todas las revistas de moda de primer nivel y periódicos en los cincos puntos de la tierra, tras prender ordenadores, abrir mails y revisar fax, empezaban a descolgar teléfonos y tratar, sin muchos resultados, de conseguir la exclusiva con el principal protagonista del día. Los teléfonos de la encargada de prensa de la icónica Maison Martin Margiela no dejaban de rugir. Renzo (Rosso) en un escueto comunicado, daba la bienvenida a MMM y OTB al diseñador gibraltareño John Galliano. El propietario del grupo inversor de la casa Margiela, además de Diesel, Marni, Viktor&Rolf, Staff International y Brave Kids, comunicaba la designación de Galliano como nuevo Director Creativo de la firma creada por el mayor antihéroe de la moda en los ochenta, el belga Martin Margiela.


Insólita designación… Rarísima designación. En primer lugar, porque debemos entender lo que significa la Maison Martin Margiela en el mundo y la historia de la moda. Tras haber trabajado para Jean Paul Gaultier, Martin crea junto a Jenie Meirens el año 1988 su propia marca, más conocida por nuestros días como MMM, con cuya primera colección ese mismo año, se vincularía al grupo de los “Seis de Amberes”, uniéndose al movimiento del desconstructivismo de la moda, excéntrico, revolucionario, a años luz del lujo convencional. Martin a lo largo de su carrera, reivindicó la moda, o su moda, como una forma de arte más allá que fuente comercial. Por esa misma razón jamás se vio una sola foto suya en ninguna parte, ni nunca salió a saludar al final de un desfile. Su vida pública transcurrió en el más absoluto anonimato. Todo en Martin y lo que salía de sus manos, era sobrio, concreto, elegante y discreto, siendo al mismo tiempo enorme y grandilocuente, una bomba. En mis tiempos en París, no existía persona del ámbito intelectual, el arte y la moda de primer nivel que no tuviese alguna prenda o accesorio de manufactura de Martin. Nunca apareció nadie como Margiela. Nadie. Cuando Martín se retiró de su propia firma, hace cinco años atrás, las colecciones de la casa no volvieron a ser lo mismo, y Martin, literalmente, desapareció sin dejar rastro, como todo un campeón.


Supongo que Renzo (Rosso), en su rol de hombre de negocios, en su olfato de sabueso para oler dinero y en su particular estilo italiano, considera a Galliano la mejor carta para sustituir a Martin, curiosamente, con su extremo más opuesto. No dejo de preguntarme qué hará John para llegar a superar o tan solo llegarle a los talones a Martin. Lo tiene, francamente, muy difícil. Tampoco es raro pensar que una personalidad y creatividad tan llena de excesos y opulencia como Galliano, puede llegar a depurarlo tanto todo hasta llegar a la esencia de lo básico, aquello que Margiela hacía de forma natural. En los extremos, suele pasar, tampoco existe tanta distancia. Será, en realidad, todo un descubrimiento.



De los escándalos de John no vale la pena hablar. La prensa con esta noticia ya se ha ensañado hoy, que no malamente, le reportará importantes beneficios y réditos económicos y publicitarios tanto a John como a Renzo desde ahora hasta su debut en enero próximo, para los desfiles de altas costura donde Galliano tendrá la posibilidad, tras las tres emes, de demostrar ser, como dicen muchos, el diseñador más importante e influyente de su generación, y seguirle la pista a Martin, que de seguro, en este mismo instante, debe estar petrificado. Son las tres emes de Galliano. Suerte. La necesitará, esta vez si.


4.10.14

PRÓXIMAS TENDENCIAS EN MODA

Image::MR CHARLES PLATIAU PHOTOGRAPHER © PARIS::


París clausuró hace nada la tanda de semanas de la moda de las principales capitales de la industria para la próxima temporada SS 2015. La evaluación general de lo ocurrido en Milán, Nueva York, Londres y París es de un completo y absoluto caos. Existe prácticamente de todo, y cuando digo todo, es todo. Desde sábanas a modo de túnicas hasta pesados abrigos y calcetas de lana en pleno periodo bajo 40 grados a la sombra. Las casas fueron “altamente creativas” al integrar para la primavera-verano flores y rayas… vamos, que todos pasaron de todo.


De novedades, Jean Paul Gaultier dejaba el prêt-à-porter por no estar de acuerdo con el vertiginoso tirabuzón que ha engullido a no pocos diseñadores “despidiéndose” con una fiesta-desfile por todo lo alto con Rossy de Palma como maestra de ceremonias; Peter Copping dejaba el cargo de Director Creativo en Nina Ricci para dejar paso al francés Guillaume Henry; Jonathan Anderson debutaba en la casa española Loewe; Fallecía Gaby Aghion, la elegante fundadora de la firma Chloé; Nicolas Ghesquière usaba su tercera colección para el símbolo de LVMH, Louis Vuitton, con el fin de presentar en público la fastuosa fundación del grupo; Hermès solucionaba sus pleitos con el mismo conglomerado de Bernard Arnault y sobre todo, el cotilleo de todo París era el posible fichaje de John Galliano como nuevo cerebro de la icónica Maison Martin Margiela. Así y todo, nada deslumbró.


Sin embargo, el gran hilo conductor fue la inspiración en los años setenta por gran parte de firmas, en su más amplio sentido de la palabra. Tristeza, era la palabra más repetida, y es que los setenta no fueron del todo alegres. Si bien de definió por su diversidad de estilos, el ojo estaba puesto en lo retro con las flores como sus principales protagonistas en su propia revolución. Trajes, largos vestidos, pantalones pata de elefante, otros ajustados, mucha lycra, zapatones de taco y botas se unían de la mano con el conflicto árabe-israelí, el final de la guerra de Vietnam, la crisis del petróleo, el escándalo político Watergate que acabó con la renuncia de Richard Nixon, la desintegración de la Unión Soviética, el más alto equilibrio económico de los países escandinavos, la subida al poder de la radicalidad islámica basada en la Sharia, los golpes de Estado en América Latina, la muerte de Franco… un sinnúmero de hechos que parecen, como si fuesen cíclicos, volver a repetirse… la nueva tensión entre Israel y Palestina… los conflictos entre Rusia y Ucrania… la guerra declarada por el primer mundo contra el Estado Islámico… los escándalos políticos telenovelescos de la gran Francia y las monarquías europeas… y un sinfín de nuevos hechos que pareciese, a ratos, remitir a esas mismas tensiones que palpitaron con fuerza en el corazón del mundo hace más de cuarenta años… y la moda, como siempre, lo ha olfateado, quizá, hasta inconscientemente, respirando solamente los aires de los tiempos. Hasta el mismo Karl Lagerfeld, usufructúa nuevamente de la subida del descontento social mundial para colocar dentro del Gran Palais una puesta en escena que ronda lo burdo pero con una envidiable antelación al pasado-futuro para subir al escenario lo real, el momento y de forma publicitariamente efectiva.

Y pasa que somos lo que somos, y si el próximo brochazo de tendencias resulta poco memorable, y se basa por sus características esenciales en una época determinada rescatada casi de forma casual, no tiene más explicación en que nuestros tiempos, los actuales, poseen quizá rasgos similares a esa época, con todos sus sucesos y conflictos, y nuestra creatividad y/o motivación, es, por consiguiente, igual de similar. No tiene mucho misterio la verdad… Son las próximas tendencias en moda.