23.6.16

ANTONIO LÓPEZ, FUTURE FUNK

Image::MUSEO DEL BARRIO © NEW YORK::

Pocos Ilustradores de moda (muy pocos) han llegado a convertirse en verdadera estrellas globales del mundo de la moda y las tendencias, y Antonio López (1943, Utuado, Puerto Rico) fue uno de ellos. Uno muy importante. Nacido en la isla pero criado en Harlem, López era aún estudiante en el Fashion Institute of Technology de Nueva York cuando John Fairchild, editor en jefe de Women's Wear Daily (WWD) lo tentó para integrarse a sus filas. Su talento salía de lo común. Si bien en los sesenta explotó la fotografía dentro de las publicaciones especializadas, las ilustraciones de López se ganaron la atención de todas las personas influyentes del mundo editorial, desde el New York Times hasta Vogue pasando por Harper's Bazaar o la archi famosa revista de Andy Warhol, Interview.

Su secreto era una inigualable alegría de vivir que cautivó a la más amplia gama de personas y temas, que plasmó en el papel con extraordinaria maestría, Desde transexuales a supermodelos, todos aparecían en la mano de López llenos de glamour. Eso era lo más importante para él, que la gente fuera atractiva, sensual y glamourosa. El 1969, la edición francesa de la revista "Elle" le comisionó viajar a París para ilustrar la última colección de Chloe diseñada por Karl Lagerfeld. Se harían amigos inseparables. López tenía un olfato para descubrir nuevas figuras. Influyó para la meteorización de algunas musas como Grace Jones, Jessica Lange o Jerry Hall y fue crucial para la inclusión de modelos negras en la industria de la moda. Para López era casi una declaración de intenciones la defensa de las mujeres multiétnicas como estándar de belleza verdaderamente universal.
Dicen que López podría haber sido uno de los más prominentes diseñadores de moda de su época, pero prefirió quedarse en la ilustración y explorar los aspectos artísticos de la moda. También se cuenta que llegó a hacer mucho más importante que el mismo Andy Warhol y concientemente le cedió el total protagonismo.  Ahora el Museo del Barrio de la gran manzana le dedica una gran exposición titulada "Antonio López: Future Funk", donde le rinde honores a su verdadera importancia. 

López falleció en 1987 en Los Ángeles a la edad de cuarenta y cuatro años víctima del sida. En sus últimos dibujos retrató hombres fracturados, quizá, como una premonición de su propia desaparición. La muestra del Museo del Barrio estará abierta hasta finales de noviembre y reunirá más de cuatrocientas fotografías e ilustraciones del artista pertenecientes a colecciones privadas, entre ellas, la del fallecido creador Oscar de la Renta.


No hay comentarios: