25.12.07

QUE HACE UNA SUPERMODELO DE LOS 70´ EN EL 2010?


Imágen::BBC LONDON::


La serie de televisión "AB FAB" (diminutivo de su real nombre "Absolutely Fabulous") producida por la cadena británica BBC, fue en los años noventa uno de los íconos populares de Gran Bretaña, y hasta el día de hoy sus personajes Edina y Patsy ("Edi" y "Pat") se mantienen presentes dentro del colectivo social inglés, al igual que innumerables escenas tan sencillas como surrealistas de la serie (que llegaría a norteamérica con una idéntica, y quizás mayor, explosiva popularidad).

Pero he de detenerme en el personaje de Joanna Lumley (hoy Doctora Honoris Causa en Teatro). La supermega excéntrica Patsy Stone (su papel en la serie) es una ex supermodelo y actriz de cine de los años setenta cuya única alimentación desde aquella fecha hasta los noventa donde se ambienta el programa, consiste en champagne, tabaco, líneas de amor y algunas píldoras de dudosa procedencia. "Pat" vive siempre en pisos sobre licorerías, trabaja como editora en una revista de moda y su perfil psicológico es de una ex estrella que no asume el cambio generacional y vive en los 90´ pensando que aún es la modelo del momento pero que sin embargo se acopla perfectamente a a los avances y las vanguardias de la época contemporánea.
Y así lo vive, con el lujo y el glamour de antaño como si su propia existencia girase por "obligación natural" a caminar sobre enormes tacones vestida por los más respetados nombres del mundo de la moda y tener ese estilo de vida "chic" desde que se levanta hasta que se acuesta (igual de maquillada que Elizabeth Taylor como Cleopatra, la "faraona").

Desde luego el rol de "Patsy" fue excelentemente bien logrado y la interpretación de Lumley cruzó océanos. Pero uno de los motivos principales del éxito de esta producción, fue que la Lumley fue verdaderamente, una de las más consagradas modelos y actrices cinematográficas de aquel entonces, y lo que hace en la serie es precisamente contar de forma irónica y a modo de comedia, cómo vivía una mega estrella en esa época, cortando cabezas y clavando puñales a lo más chic de la industria.

Pero incluso tomándolo desde una perspectiva basada en el humor, es oportuno recalcar que, más allá, existen actrices, cantantes y supermodelos que siguen en ese rol, a pesar de haber perdido visibilidad mediática y cambiando sus roles a íconos de reducidos grupos sociales, a modo de personajes de culto.

Barbara Streisand, Sophia Loren, Twiggy y Mina son algunos ejemplos de esta generación, una importante generación. Los años setenta de caracterizaron por los problemas mundiales como el conflicto este-oeste, dictaduras militares en Latinoamérica y la consecuente carrera armamentística de las grandes potencias, así como la ecología y el medio ambiente, que provocaron repetidas crisis que condujeron a revueltas estudiantiles en todo el mundo. En este contexto, las drogas, el amor libre y las comunas desempeñaron un papel destacado. También en esta etapa, el feminismo vivió un impulso decisivo, fue el nacimiento del "Flower Power".

Fue en esta época en donde aparecieron estas mujeres que eran sencillamente la reencarnación del lujo, el glamour y la belleza más excepcional, acompañadas de enormes talentos... y reales, las que cantaban lo hacían sin sintetizadores y las que actuaban lo hacían sin pinganillo, muy pocas pasaban por el bisturí, veneradas por todos y por todo. Estas artistas aún hoy las escuchamos cantar o interpretar y se nos paran los pelos. Son íconos y con un muy merecido puesto. Verlas aún resulta impactante, así como Patsy, seguirán siendo las más bellas y elegantes, las más expresivas, las más teatrales y con una enorme preocupación por las formas y protocolos, dueñas de una clase que por estos días escasea en el mundo de la moda, y en la música y el cine... mejor no hablar.



No hay comentarios: