7.5.08

LA MALA EDUCACIÓN, Y QUIZÁS SEA LA DE ALMODÓVAR...


Imágen::MIUCCIA PRADA BY NY MAG::
Hace meses que venía rondando en mi cabeza la idea de escribir un perfil de la diseñadora y empresaria italiana Miuccia Prada. Al correr del corto tiempo sus cambios han sido constantes, muy progresivos y con enorme atención de parte de los medios masivos de comunicación. Estuve documentándome un poco y entre las cosas que descubrí, con gracia, fue que la gestión en diseño en esa empresa a puertas cerradas, es una de las mejores evaluadas del planeta, con casi una histérica obsesión por mantenerse a la punta en lo que nuevas tecnologías y relaciones laborales se refiere. Entenderán ahora por qué me rondaba esa maliciosa intención.

Sin embargo, no me decidía del todo. Estaba demasiado sobreexpuesta como para hechar a correr más tinta innecesaria. Pero los últimos cortos, fugacez e importantes acontecimientos, creo que vale la pena documentar, porque es cómico, gracioso casi patético, una realidad de la que hay que dejar huellas para que en el futuro las próximas generaciones pudieran saber cómo se pensaba en la península ibérica... y reir a carcajadas... o ponerse a llorar a gritos. Voy a tratar de ser progresivo.


El día 20 de abril pasado, la corresponsal en Italia Laura Lucchini publicaba en el diario "EL País" un artículo sobre algo que se apoderó de mi completa atención. El matrimonio Bertelli-Prada (Patrizio Bertelli y Miuccia Prada) anunciaban en plena semana de la moda de Milán la creación de un nuevo centro para las artes. Un complejo industrial de principios de los noventa sería remodelado en un proyecto espectacular, dirigido por el reconocido arquitecto holandés Rem Koolhaas. 17,500 metros cuadrados remodelados exclusivamente para la creación artística in situ. Según su informe, el recinto albergaría una torre para la colección permanente de Prada, que incluye entre otros artistas de primera línea, a Anish Kapoor, Louise Bourgeois, Dan Flavin y Laurie Anderson. Otras zonas del complejo estarán dedicadas al cine, la arquitectura, la filosofía, eventos y por supuesto... moda.

Después de terminar el artículo de Lucchini, empecé a reir. No me creía nada de lo que acababa de leer. Tanta palabrería sobre la relación entre el arte y la moda, la frenética guerra de los artistas por prohibir el ingreso de la moda a espacios museísticos y galerísticos, la profética irreconcialización, artistas que se prostituyen trabajando para la moda, diseñadores que pretenden ser artistas... pamplinas! El imperio Prada pasaba de la legitimización artística oficial, pero de aquí a la luna. Miuccia Prada, una de las caras más famosas de la izquierda intelectual italiana, se abría su propio museo, o centro de eventos o como quiera llamarse. Ella misma se institucionaliza y al que le guste bien, y al que no también. Total, las facturas las pago de mi bolsillo. Me quedé sin palabras, así de claro. Días después, la idea me seguía atormentando.

En esas vanales preocupaciones me encontraba cuando me enteré por un amigo de lo más vergonzoso que he escuchado en mi vida. Era Cibeles... quién más. Volvía a Ifema. Abandonaba el Retiro, siendo que los diseñadores habían pedido que deseaban estar en un lugar emblemático de Madrid, además de céntrico (como el resto de las pasarelas del planeta). Pero no, volvía a Ifema. Encima su directora decía orgullosa que una de las ventajas del cambio era que tenía lugar a la vez que ARCO (¿arte - moda?). Y no se lo pierdan queridos lectores. En esta última edición de febrero pasado, había una inclusión nueva en Cibeles. Era Gloria Coelho, una respetable diseñadora brasileña. Pero cabe la pregunta del por que? la razón: En ARCO, la feria de al lado, el país invitado de este año fue Brasil... jaque mate! espero que Cibeles no pretenda ser invitada con honores a la Bienal de Sao Paulo.

Imaginen el descontrol al minuto de hacer la comparación entre Cibeles-Arte y Prada-Arte... con Berlusconi camino a la reelección incluído, me dió otra de las muchas bofetadas cable-a-tierra y de convencerme de que los márgenes de cómo se entiende este negocio y cómo son los procesos de gestión, son indescriptiblemente colosales. Ahora cuando miro películas de Almodóvar, la verdad que no me parecen en lo absoluto alejadas de la realidad. Será la razón por la cual está tan cercano al circuito local? Lo más probable. Esperaré una invitación para la inauguración de la nueva Fundación Prada... y si no me la envían, voy a Milano, pago mi ticket y entraré a visitar ese increíble monumento a la reveldía.

2 comentarios:

mademoiselle dijo...

enconte tu blog por casualidad y he de confesar que me encanto!


te agrego a mis vinculos!

besos!

Clara Sheller dijo...

Yo tb entré de casualidad!
sublime!