PUBLICIDAD

22.4.08

LA FUNCIÓN DE UN BLOG DE MODA

Imágen::DIANE PERNET BY EL PAÍS::
Hace ya años, la fama de los "blogs" (como éste) -espacios cibernéticos gratuitos para subir a la red casi todo tipo de contenidos- se disparó cuales fuegos artificiales en plena fiesta de Año Nuevo. En ellos millones de personas hablan sobre la más variopinta suerte de temas y presentan videos e imágenes con los más inimaginables registros.

Específicamente en el sector quinario, esta herramienta sugirió la posibilidad de crear un verdadero foro de opinión social, logrando muchos de ellos tener más atención que un medio de comunicación oficial y privado habitual, por la sencilla razón de que un blogger no debe responder a ningún grupo empresarial ni político (como la totalidad de los medios de comunicación del planeta y los periodistas que trabajan para ellos), pudiendo a sus anchas hablar de quien sea y de la forma que sea.

En el mundo de la moda, este medio permite a muchos profesionales analizar esta área del diseño como sector productivo de invaluable valor monetario, asimismo desde sus aristas artísticas y creativas bajo valores de juicio estético de calidad prácticamente académica, en muchos honorables casos. En la moda estos blogs llegan a ser, incluso, una loable fuente de contenidos de avanzada con los cuales editores y editoras pueden recapitalizar en sus páginas, dado el actual y precario contenido de estas publicaciones que a nivel periodístico alcanzan un nivel insoportable. Es el caso de Diane Pernet un ejemplo a seguir, cuyo blog se ha transformado casi en una biblia. Filep Mortwary también ha hecho lo suyo con su blog, envidia de cualquier buscador de tendencias, al igual que el espacio editado por la periodista inglesa Ilia Sdradi.

A pesar de este exquisito círculo independiente que hace de las suyas en internet, apareció de la noche a la mañana una plaga. Pareciese ser que después de terminar la serie "Sex on the City" y de estrenarse el film norteamericano "El Diablo se viste de Prada", absolutamente todos creían dominar bastos conocimientos en historia de la moda, economía, diseño, arte, política, religión y sociedad como para ponerse a escribir sobre moda. Una ordinaria manera de acercarse a la imágen del personaje interpretado por la actriz Meryl Streep.

Cientos de estos bloggers creen que llenar absolutamente toda la pantalla del ordenador con fotos de desfiles y accesorios de séptima gama con producción industrial obtenidas de otras páginas y, más grave aún, "copiar" y "pegar" textos e imágenes de otros autores a las suyas (pasando olímpicamente de derechos de propiedad intelectual), o decir cuatro tonterías sobre lo que creen que es una vanguardia o no, los hace sentirse legítimamente pertenecientes y afines a esta industria. Nada más patético, sin ser concientes que se transforman en el asmereir de los profesionales que dedican más horas por día a esto que a sus propias familias y amistades.

La importancia de generar un contenido editorial o virtual de calidad, con creación de perfiles, investigaciones y documentación fidedigna antes de escribir un artículo tienen un peso y valor importantísimo, aún más en este sector, considerado uno de los más, por antonomasia, vanales, superficiales y carentes de sentido de todos cuantos existen. Aún más valioso el hecho de que un generador de contenidos de blogs, no debe limitarse a una línea reguladora que vele por los intereses publicitarios y niveles de venta de un determinado grupo editorial o publicación privada, dotándolo de una libertad absoluta para hacer crackear los dedos y generar debate, les guste a unos o les moleste a otros.

Un blogger de moda no debe esperar ser descubierto por alguna importante revista de distribución internacional, ni obsesionarse en que crezca el número de visitas para aparecer en más motores de búsqueda, ni crearse una especie de falsa fama virtual absurda. Un blogger de moda debe preocuparse de eso, de moda, y no de "estar de moda". Conceptos de amplio márgen.


2 comentarios:

Alfred Cohen dijo...

esto síe s un blog de moda, felicitaciones.

Mer dijo...

Creo que llamar "plaga" es un tanto excesivo. Y en todo caso, los blogs de moda no tienen nada que ver con el periodismo, pero ese es otro tema, hasta la próxima