14.11.10

PERFIL: LA CORDURA DE RABANNE


Image::MR SASHA KRASNOV PHOTOGRAPHER © MOSCOW::



El que quería ser arquitecto pero terminó como artista, filósofo y diseñador, el pasajeño Francisco Rabaneda Cuervo, a sus setenta y seis años, se habrá quedado sorprendido, en su pequeña casa de pescadores sobre un acantilado en la Bretaña francesa, hace unos días, cuando sonase el teléfono y una voz al otro lado, desde el país vecino, el suyo, le informara que le había sido concedido el Premio Nacional de Diseño de moda, otorgado por el Gobierno por "su innovación y aportación a todos los ámbitos de la cultura del siglo XX". ¿Qué habrá pensado? Me preguntaba en silencio.



A lo mejor, quizás, después de colgar el auricular, apretara la boca, tragase saliva, mirara por la ventana el mar con sus pequeños botes de pesca, y negase con la cabeza. A lo mejor se acordase la respuesta que le dio a la periodista Maite Nieto dos meses antes: “¿la moda? No sé lo que es, me olvidé. Cuando era joven quería ser arquitecto y no modista. Pero intenté hacer bien ese trabajo”. A lo mejor después pensase en su otra respuesta: “Si hay idiotas en el mundo, son los hombres. Estos hombres tontos que vienen de religiones monoteístas: judíos, árabes, cristianos… Las mujeres tienen la fuerza. Pero una mujer que sigue la moda es una perfecta imbécil. Cada mujer tiene algo encantador. Deben elegir lo que va con su personalidad y olvidarse del resto”. Y a lo mejor, después, frente a una hoja de papel, un libro o una tela en blanco, se haya partido de la risa.



MR Paco Rabanne, considerado como el diseñador español de moda vivo más universal, que crease un nuevo concepto que escapara a cualquier clasificación convencional al convertir la moda en expresión plástica de su tiempo, seguro, se sigue partiendo a carcajadas. Tengo la seguridad absoluta que así fue y es, siendo hijo de un general leal a la República fusilado y madre vasca militante y miembro de la dirección del Partido Comunista que le decía "Tienes que ir lo más lejos posible con tu imaginación, tienes toda la libertad y solo una limitación: no tienes derecho a destrozar la belleza de una mujer", que se convirtió en su obsesión. MR Rabanne.



Ese tipo que empezó a labrarse su fama de modista-manifiesto con esos vestidos en los que los metales, los remaches y las pinzas sustituyeron al tejido, el hilo y la aguja, pasaba de todo, el mismo que después de vender su exitoso negocio a la familia Puig en el ochenta y seis, ayuda a la gente y te dice que los pies tienen que estar en el suelo, y la cabeza, en el cielo. El gran provocador decidido a abrir mentes dispuestas a cuestionarse todo aunque le llamen lunático. MR Rabanne. Gran maestro, ya cumplió. Puede morir en paz. Eso conocí como cordura. Eso es clase. Aprendan la lección.

1 comentario:

paco peralta dijo...

Me declaro admirador de Paco Rabanne...su obra es magnífica.

Muy ilustrativo tu blog Alex, felicitaciones. He pasado un buen rato leyendo tus posts. Gracias.

Saludos,

Paco