22.4.15

PERFIL: GISELE BÜNDCHEN

Image::MR TERRY RICHARDSON PHOTOGRAPHER © NEW YORK::


Gisele Bündchen, la modelo mejor pagada del mundo, acaba de renunciar. Se baja de las pasarelas hasta nuevo aviso, aunque ella asiente que para siempre. Nadie se lo cree, y es porque una de las mujeres más hermosas del mundo, rostro de cualquier súper marca, tiene carrete para mucho, mucho más. Su último desfile fue el miércoles pasado para la firma Colcci durante el Sao Paulo Fashion Week con un front row repleto de familiares, amigos y fanáticos de la Bündchen. “Mi cuerpo me pide parar” explicó como motivo principal de su retiro, y es que con treinta y cuatro años, en el mundo de la moda, es suficiente. Basta de cuidarse y empezar un poco a disfrutar de la vida real, de sus dos hijas sin aviones de por medio y de un buen solomillo, y con doscientos cuarenta y siete millones de dólares en el bolsillo. Carpe Diem.


Nacida como Gisele Caroline Nonnenmacher Bündchen en la bella ciudad de Horizontina hace treinta y cuatro años atrás, de la cuarta generación de inmigrantes alemanes en Brasil, políglota y culta, de primeras fue rechazada, y vamos, que tampoco le interesaba. Fue la insistencia del booker Dilson Stein la que pusiera arriba de una pasarela en el New York Fashion Week causando furur y al cabo de los años como rostro de cualquier súper marca global, desde celulares Vivo hasta Valentino, portada de prácticamente todas las revistas emblemáticas de la moda, de Vogue a Harper’s Bazaar.


¿Cuál es el secreto de esta modelo, que la puso por encima de todas las demás? Simplemente, ser ella misma. Alejada de excesos, una vida sana, distante a los escándalos tan típicos de las top de los noventa y una capacidad camaleónica para posar como una sensual femme fatal o como una agradable madre de familia, Bündchen se convirtió en un prototipo visual ideal para ser rostro desde las más conservadoras firmas de retail hasta las exclusivas enseñas de alta costura. Bündchen no discrimina y al mismo tiempo, pasa de todo. Y es que una de las mayores divisas de esta modelo, es ser latina. Todo el mundo quiere a Brasil, y todo Brasil quiere a la Bündchen, querida y respetada en su propio país a la altura de Pelé o el fallecido Niemeyer.


Desde ahora, Gisele Bündchen solo hará trabajos precisos y apariciones especiales, y como no, comienza su carrera como actriz. ¿Dónde? Ni más ni menos que en la factoría más grande del gigante sudamericano: las telenovelas. Queda Bündchen para rato, profeta total en su tierra, y más allá. Enhorabuena.  




No hay comentarios: